sello
logo CED
Centro Eclesial de Documentación
Convento Franciscano de Tarija
sello
Inicio | Centro Eclesial de Documentación | Artículos | Ebooks | Artículos Cántaro
Documento sin título
 

pilar en la ciudad de TiwanakuLAS PIEDRAS DE TIWANAKU de HUGO BARRENECHEA
(Exposición fotográfica en la Casa de La Cultura de Tarija desde el 25 de Junio al 5 de Julio)

 

Las raíces tarijeñas de Hugo Barrenechea Echazú no están documentadas tan sólo en su carnet sino en su formación de ciudadano chapaco y boliviano. Sin embargo, su cara obscurecida por el sol del mar indica otro lugar de residencia actual, que es Río de Janeiro. Allí, él trabaja como artista gráfico, músico y profesor de lengua castellana. Todos estos calificativos operan alrededor del grupo “Yampara”, creado en 1987. No sorprenda su formación académica, que responde a la de “Ingeniería de producción” e “informática”, que cursó en la Universidad Federal de Río. Lo que corresponde al arte lo empezó en la Universidad Juan Misael Saracho, siguiendo especializaciones en Brasil.

Su última venida a Bolivia lo ha llevado en viaje místico a las piedras de Tiwanaku, donde la sorpresa de la grandeza de los antiguos vestigios de los Andes ha impactado su máquina fotográfica. De tantas fotos, ha seleccionado para nosotros 30 vistas, que ha reproducido en tamaño de 30 por 40. El resultado es una conmoción psicológica y espiritual, que ha titulado “INTERSTICIOS DE MEMORIA ENTRE LAS PIEDRAS” (Casa de la Cultura, Calle Ingavi y Gen. Trigo, Tarija).

La fotografía es totalidad en sí. En nuestro caso, tal totalidad está organizada en secuencia de tantas totalidades por lo que resulta una temática plasmada con imágenes. Las tonalidades artísticas resultan no tanto por efecto de vistas sino de remembranzas. La “memoria” de la historia siempre está conectada con nuestro inconsciente, individual y colectivo. Decir lo que nunca se dijo es el objetivo de la exposición de Hugo Barrenecha: vivir nuestra interioridad que no está escrita ni codificada. Siempre la recreamos para transcribir en ella el presente para un futuro, que no poseemos.

Seguramente, observando la cuesta de Sama y los restos arqueológicos (que a veces se encuentran en la campiña), el autor habrá mirado los fuertes colores rojos, delineados con mano segura por los artistas tiwanakotas. Lo que más impresiona a un joven es la dimensión de los Andes y su mitología, esparcida en los libros escolares. El más “allá” de Tarija es precisamente su misterio cósmico y humano. 

excavaciones en TiwanakuTocar mitos es, sin embargo, siempre peligroso. Solamente quien ha seguido viviendo con ellos puede soportar sus signos en un cara a cara. Aguas, paisajes, antiguos dioses y geometrías arquitectónicas conforman, en la perspectiva interpretativa de Hugo Barrenechea, un único lugar de ensueño: allí nació la vida que sucesivamente ha transcurrido hasta nosotros. Y Tiwanaku surge como ciudad de orígenes. Reproducirla fotográficamente ha sido revivir la “memoria”, que se vuelca en dimensión existencial y que se hace vida nuestra. Sólo el ojo del artista en sus combinaciones de ángulos de visión, del particular escogido y de la intensidad de la luz nos devuelven la intencionalidad o las significaciones de las imágenes. Tiwanaku, por ser antigua, es la más moderna ciudad de los Andes.

Tarija, mayo de 1998

 

logo centro eclesial de documentación
Centro Eclesial de Documentación
e-mail: ced@franciscanosdetarija.com
teléfono/fax: 00591-4-6644909
Tarija-Bolivia