sello
logo CED
Centro Eclesial de Documentación
Convento Franciscano de Tarija
sello
Inicio | Centro Eclesial de Documentación | Artículos | Ebooks | Artículos Cántaro
Documento sin título
 

EN CAMINO HACIA EL IV CENTENARIO DE FUNDACION DEL CONVENTO DE  SAN FRANCISCO (1606-2006)

En varias oportunidades, Cántaro ha editado páginas de la historia del Convento de San Francisco de nuestra ciudad. Es una muestra más de la interconexión, que va de la ciudad al Convento  y del Convento a la ciudad. La figura central, que dio vida  a esa forma de ver la historia de la ciudad, del departamento y de los franciscanos, fue y es don Víctor Paz Estenssoro, ex presidente constitucional la república. La secuencia de más nombres resultaría extensa; lo mismo se puede decir de las instituciones, que en varios modos han colaborado en poner piezas para esa historia.

Sin embargo, es de obligación, por las circunstancias que diremos a continuación, hacer conocer el nombre del Lic. Eduardo Trigo. Sus conocimientos internacionales y de instituciones del país son amplios y además siempre cargados de simpatía hacia las tierras bolivianas. Finalmente a él debemos la combinación de los factores favorables para crear un momento cultural estelar en nuestra ciudad: la apertura formal de IV Centenario de la fundación del Convento de San Francisco (1606 – 2006) con tres eventos: concierto inaugural del 4 de abril de 1999 de la restauración del órgano, avance del proyecto de encuadernación de documentos del archivo y presentación del libro del P. León de Santiago Diccionario-Guaraní, editado por el Centro de Documentación Eclesial –CED-, en la efeméride departamental próxima.

Embajada de Francia  y  H. Alcaldía Municipal de Tarija

Canales televisivos, periódicos y libros han hecho conocer el aporte, que los músicos jesuitas tuvieron en la evangelización de las regiones orientales. Varios puntos de vista de entendidos afirman que la gran obra de reconstrucción y restauración de los templos de Chiquitos, llevada adelante por Mons. Antonio Eduardo Bösl, O.F.M., y el arquitecto Hans Roth, no seria captada en su alto valor estético sin el retorno de las bellas notas que en ellos se cantaron.

Siempre en la línea musical, la Embajada de Francia en Bolivia opera con Francis Chapelet, Alain Pacquier y Lionel Lissot. Los dos últimos son creadores de lo que ellos definen “Los caminos del barroco” y que es colección de  D. C., donde resplandece la otra historia de Latinoamérica. Alain Pacquier, a su vez, es autor de un linbro (Les chemins du Baroque  dans le Nouveau Monde, Ed. Fayard, France, 1996), donde las emociones del artista guían en el descubrimiento de lo que muy tardíamente se ha tomado conciencia: la música como encuentro entre pueblos. El “sentir” y el “decir” musical tienen finalmente mayor capacidad de inscribirse en la intersubjetividad de las personas y del universo cultural colectivo. Personalmente he escuchado en D.C. los conciertos de Francis Chapelet, tocados en el órgano del Monasterio de Santa Clara en Sucre.

Aquí, lo puntual de las novedades de la acción de la Embajada de Francia en Bolivia como restauradora de antiguos órganos del país. El órgano es el instrumento musical más completo. Se dice que “es una orquestra”, donde varias voces y ritmos cantan juntos. Sin embargo, su grandeza artística corresponde a su inamovilidad; no puede trasladarse ni a brazos ni en hombros. El debe estar siempre allí donde lo confeccionaron Por tanto, el volumen de los peligros corresponde a su preciosidad: humedad, malos tratos, polvo y otros accidentes más lo arruinan. Tampoco soporta improvisados músicos. El organista debe ser siempre un experto de largos estudios y practicas. Entonces, su cuidado no es solo de técnicos sino también de artistas.

Se explica así el largo sueño de tales instrumentos, que  por supuesto no son muy numerosos en el país. El año pasado, los amigos franceses han devuelto el órgano, construido en el año de 1664 por el potosino Pedro de las Casas, del Monasterio de Santa Clara en Sucre a la vida diaria de oración, contemplación y escucha de añoranzas.

La decisión de restaurar el órgano de Tarija llegó a través de Amado Cadena, organista de nuestra catedral, que colaboró en la refacción del órgano arriba indicado. Y así se llegó, por intermedio del Padre Lorenzo Calzavarini, a un contrato de trabajo entre la Embajada de Francia y la Honorable Alcaldía Municipal de Tarija, la cual se comprometió a ser contraparte local del proyecto.

El señor Alcalde Dr. Never Krayasich, accedió también a incluir el evento del concierto de órgano del 04/Abril/99 en el templo de San Francisco, en el programa oficial de festejos del 15 de Abril.

La Embajada del Reino Unido de Gran Bretaña.

“El País” del 26 de febrero de 1999 dio noticia de la llegada a Tarija de la Señora E. de Mint, esposa del embajador de su Majestad Británica en Bolivia. En la supervisión de  los varios proyectos, se notificaba también la ayuda otorgada a la Biblioteca y Archivo de San Francisco. En la página 12 del mismo periódico resaltaba una foto de ella entre P. Lorenzo Calzavarini, la señora Elizabeth Colomo (responsable del proyecto), el Lic. Eduardo Trigo y el Prof. Carlos Avila.

La alegría de los rostros no era para posar fotográficamente sino más precisamente manifestación de un deber cumplido con las decisiones que otros hermanos habían tomado. Nos referimos al P. Gerardo Maldini quien firmó el compromiso con la embajada inglesa. Su muerte dejó el proyecto en suspenso y, finalmente, cuando volvimos a la dura realidad de sobrellevar adelante el conjunto de la vida conventual de San Francisco, nos dimos cuenta de las obligaciones asumidas. Por tal fin contratamos al Señor Víctor Galarza, experto tipógrafo, que se puso a la obra de restauración y encuadernación de manuscritos.

Toda persona puede adivinar que materiales y escrituras de archivo sufren varios deterioros, provocados por el uso, la temperatura ambiental, el tipo de tinta y la calidad del papel. Y además un archivo es siempre conjunto documental de una historia abierta; por tanto, los documentos son realidades sueltas, que reflejan decisiones del momento. Desde 1606 (primer documento que  testimonia la donación del solar sobre el cual iba a construirse el Convento de San Francisco) a nuestros días, varias y contrastantes historias se acomularon

Siguiendo las indicaciones del proyecto, firmado por el P. Maldini, necesitaban arreglo:  libros antiguos, grupos de documentos marcados por una única temática y documentos cuyas partes deben ser conservadas en sucesión continua (los diccionarios). Referiéndonos tan solo a estos últimos, se ha encuadernado: Diccionario Toba y Diccionario Mataco del P. José Giannelli, Diccionario Guaraní del P. León de Santiago y el Diccionario Chiriguano del P. Doroteo Giannecchini.

La simple citación de tales trabajos manifiesta la necesidad del proyecto, sustentado por la Embajada del Reino Unido de Gran  Bretaña, y la alta significación que el Archivo del Convento de San Francisco guarda para todo el sur del País.

Tarija, 8 de marzo de 1999.

P: Lorenzo Calzavarini
DIRECTOR DEL CED

 

logo centro eclesial de documentación
Centro Eclesial de Documentación
e-mail: ced@franciscanosdetarija.com
teléfono/fax: 00591-4-6644909
Tarija-Bolivia