sello
logo CED
Centro Eclesial de Documentación
Convento Franciscano de Tarija
sello
Inicio | Centro Eclesial de Documentación | Artículos | Ebooks | Artículos Cántaro
Documento sin título
 

TARIJA AÑORA SU PASADO PARA VIVIR “OTRO” FUTURO

La realidad de la ciudad de Tarija, cuya población ha aumentado aproximadamente cinco veces en 40 años, difícilmente logra mantener su identidad tradicional. Las casas que cercaban  las plazas Luis de Fuentes, Sucre, Uriondo y San Roque, ahora están humilladas con la extensión de las periferias y escondidas por las construcciones modernas, que han roto el modelo arquitectónico de la ciudad, definida por sus cronistas, como ciudad “apacible”.

La explotación económica de las áreas de mayor concurrencia de personas, por la presencia de las oficinas públicas, ha transformado el centro ciudadano en puras dimensiones de mercado. Así intransitabilidad, oscurecimientos de los referentes simbólicos, inseguridad de moverse por la densidad vehicular hacen que no sea posible “el caminar”  por nuestras calles; ellas son tan sólo trayectos de preocupaciones diarias. Los refugios del “hablar” son las paredes de las casas que han adquirido dimensiones privadas, sin relación con el espacio público, con sacrificio de aceras, jardines y patios. Asimismo los incentivos de agregación son ambientes cerrados con objetivos exclusivos y a la vez precarios.

Se entiende como ha surgido un proceso de reacción que valoriza, sobre todo, la dimensión cultural y de memoria colectiva. La Casa de la Cultura (casa dorada), el aumento de ambientes parroquiales apropiados para discusión de mayor número de personas, la multiplicación de jardines en la ciudad y la concentración de paseos a las orillas  del río Guadalquivir son un intento de disminuir la angustia del “transitar” y la voluntad de recuperar el espíritu antiguo de Tarija.

La reestructuración del Organo del templo de San Francisco y su primer concierto del 4 de abril se han transformado en acontecimientos ciudadanos. Los conceptos más repetidos en los discursos de las autoridades fueron los que conectaban la dimensión de la resurrección con la vida de la ciudad. Bajo estos aspectos o intenciones se puede justificar también la amabilidad y agradecimientos expresados a los representantes del Gobierno Francés, encabezados por su Embajador en Bolivia, Sr. Gérard Dumont.

El Sr. Alcalde de la ciudad, el presidente del H. Concejo Municipal, el Guardián del Convento de San Francisco, el Embajador de Bolivia en Francia los recibieron el día sábado 3 de abril en el aeropuerto Oriel Lea Plaza, con guirnaldas de rosas pascuas, ofrecidas por una niña chapaca. De allí pasaron a visitar el templo de San Roque para consolidar la relación espiritual entre Tarija y Montpellier, ciudad de nacimiento del Santo Patrono. A hrs. 18:00 ingresaron en el Convento de San Francisco para conocer los ambientes históricos y sagrados de la presencia franciscana en el departamento de Tarija: Centro Eclesial de Documentación, Archivo, Bibliotecas y Museo. El día concluyó con una cena, ofrecida por la comunidad franciscana al Sr. Embajador, a los artistas franceses presentes y  a los bienhechores bolivianos.

El día Domingo de Pascua a hrs. 20:00 tuvo lugar el concierto, ofrecido por el organista Francis Chapelet. De él hemos hecho conocer su curriculum de artista en “El País” del 3 de Abril. La Basílica de San Francisco desbordaba de pueblo. El organista mismo se ofreció a repetir el concierto, a fin de que  nadie se sintiera excluido. También el día pascual terminaba con una cena, ofrecida por el Sr. Embajador a varias personalidades de la ciudad y a las que colaboraron con los trabajos de restauración del Organo.

El día lunes, en el Salón Consistorial de la H. Alcaldía Municipal fue entregada la declaratoria de “Huésped Ilustre” a cada uno de los representantes del gobierno francés. La simpatía que rápidamente se había instaurado seguirá en el recuerdo de los tarijeños. Francis Chapelet y Philippe Devos, organista y organero, que compartieron dos semanas de trabajo con la comunidad franciscana, consolidaron la amistad, con la promesa de volver a Tarija, juntamente con Alain Pacquier, responsable del programa “Los Caminos del Barroco”. El mismo día fue para todos los amigos franceses día de despedida: las autoridades rumbo a La Paz y Francis Chapelet y Alain Pacquier a Urubichá para marcar otra etapa de “Los Caminos del Barroco”. Allí reestructurarán el Organo que fue construido por los indígenas Guarayos.

Tarija, 6 de abril de 1999

P. Lorenzo Calzavarini
DIRECTOR DEL CED

logo centro eclesial de documentación
Centro Eclesial de Documentación
e-mail: ced@franciscanosdetarija.com
teléfono/fax: 00591-4-6644909
Tarija-Bolivia