sello
logo CED
Centro Eclesial de Documentación
Convento Franciscano de Tarija
sello
Inicio | Centro Eclesial de Documentación | Artículos | Ebooks | Artículos Cántaro
Documento sin título
 

PIEB: RUMBOS DE NUEVA INTELECTUALIDAD

1. Caminos de intelectualidad.

No raras veces se aprecia como intelectual a la figura del periodista. Sin disminuir la actividad de la prensa, colocamos su rol en el esfuerzo de dar a un universo social, local y nacional una imagen de sí. Queremos decir que el matiz de su acción es informar sobre “hechos”, que logran una articulación de sentido desde la vida de un día. Tal posibilidad se da porque, si bien no todo está escrito, la hoja del periódico conlleva una diagramación y la hoja es leída en sucesión con otras. Sobre todo en la relación de complementación entre noticias dadas y noticias no reportadas, se ubica el referente ideológico.

Así es que  el moverse en el corto espacio de un día no revela plenamente su implícito y hace que la prensa sea vulnerable a los engaños del periodista y más aún al control del dueño capitalista del periódico. La misma concentración de la prensa en pocas manos es efecto precisamente de noticias direccionales, que indebidamente guían y construyen una opinión de sociedad. Evidentemente para el filtro de las noticias es mas útil una cobertura ideológica clara que el permisivismo de cualquier firma que pone a la ética por los suelos. Hasta el momento no hemos leído en periódicos locales ni nacionales una retractación de un escrito no sincero, no verídico y de inferencias indebidas, que el lector no puede controlar.

Por conocimientos personales sabemos que los grandes periodistas son tales por los ficheros de sus investigaciones sobre diversos campos de la realidad; y en estos horizontes se mueven. Por tal y única razón los percibimos como intelectuales.

Finalmente hay que reconocer que el intelectual va por los caminos de la fatiga y no por la cercanía del micrófono en el que, ni la edad avanzada, ni las investiduras institucionales o políticas, ni el conocimiento de la gramática y sintaxis justifican su uso. Siempre el concepto de intelectual incluye el estar lejos de la improvisación. La palabra latina intelectus está formada por el adverbio intus y el verbo legere, que significa “leer-dentro”. Así es que el conocimiento de cualquier realidad se encuentra más allá de las apariencias y de tristes o jocosos pesares.

Por caminos inusuales hemos retractado los aspectos de la intelectualidad cuyo valor es dar peso de opinión pública a vicisitudes personales y colectivas.

2. El PIEB: La dimensión de otra intelectualidad.

El Programa de Investigación Estratégica en Bolivia (PIEB) es una institución con sede en La Paz, que opera a través de investigaciones en todo el territorio nacional por lo cual la referencia con La Paz no es exclusiva. Desde sus varios años de iniciativa ha mostrado atención a la verticalidad y horizontalidad de las realidades del país, lo que ha generado una otra imagen del cientista y del moverse de la sociedad boliviana.

La modernidad de su presencia se encuentra ya en la formulación de sus objetivos de trabajo, ejes temáticos de información y estrategias de acción. El primer resultado, en cuanto visibilidad de intelectualidad, se da en la misma concepción de las relaciones entre investigación e informaciones que el PIEB trasmite a la comunidad local y nacional.

Los resultados sobresalientes de las investigaciones son publicados en dos colecciones de libros: la primera denominada PIEB-Investigaciones que es de temáticas de amplia envergadura y la segunda PIEB-Ediciones (de Javier Mendoza Pizarro, La Mesa Coja, La Paz y Sucre, 1997 y de Alfonso Hinojosa, Liz Pérez, Guido Cortez, Idas y Venidas, La Paz, 2000) con temáticas más locales y específicas. La revista Tinkazos es de un alto nivel de comprensiones que salen de lo propiamente sociológico para integrar espacios literarios, artísticos, históricos y políticos. Los sujetos colectivos emergen con rostros que tienen raíces territoriales e históricas y de poblaciones para vislumbrar un destino, que nace de comprensiones más profundas que podemos definir socio-culturales y económicas. Nexos es el boletín informativo que relata el accionar del equipo directivo del PIEB en las regiones en sí y entre sí.

Nos parece que el actuar interdisciplinario, que reside en el mismo grupo de investigadores y las varias instancias de discusión de los textos hacen que el lenguaje, estrictamente especializado, asuma una dimensión de voz multidisciplinaria más cercana a los numerosos lectores. El resultado es una diferente escritura en ciencias sociales que no envuelve en un determinismo conceptual sino en una comunicación de lenguaje fluido de los actores sociales.
 
En la invención de tal denominación otorgada a sujetos sociales y culturales parece estar la clave del impulso hacia una novedad metodológica y de comprensión de una realidad.

Ambas se reflejan en el lenguaje de los textos publicados que recogen el pulso de un pueblo, relatado en grandes coordenadas o en coordenadas más reducidas. Su aceptación en el público lector es de dimensión poética, en la que ternura e interés científico reflejan la responsabilidad de un mensaje de vivencias. Lo que era imposible hace 30 años, reluce ahora en el conjugar aspectos académicos, científicos y populares.

3. El PIEB en Tarija.

Hace dos años Alfonso Hinojosa, Liz Pérez y Guido Cortez se hicieron merecedores a una beca de investigación del PIEB. El resultado es un hermoso libro (PIEB Ediciones de Bolsillo) titulado Idas y Venidas, La Paz, 2000. Relata este interesante libro el contexto de las migraciones de nuestro departamento hacia la república Argentina. Más que cifras, el texto ha rescatado los sufrimientos y las esperanzas de los campesinos tarijeños, mostrando mil rostros de humanidad.

Desde el pasado año el PIEB se ha hecho presente nuevamente, con mayor envergadura aún. Tomó contacto con la institución universitaria, el Centro Eclesial de Documentación y CER DET (Centro de Estudios Regionales para el Desarrollo de Tarija).

Sobre la base de cientistas del lugar ha establecido un listado de ejes temáticos que iban desde lo económico, defensa del medio ambiente, desarrollo rural, interculturalidad rural y urbana hasta institucionalidad estatal. El 28 de agosto del 2000 convocó a un Seminario, usufructuando de operadores locales que ofrecieron una imagen de temáticas generales y particulares. El 22 de septiembre se hizo conocer la convocatoria a jóvenes egresados y recién licenciados a fin de que presentaran sus proyectos de investigación. Se presentaron 30 propuestas, de las cuales, un equipo interdisciplinario formado por dos estudiosos de fuera y tres de Tarija, dio como ganadoras a 6 propuestas. Otras también habrían podido ser merecedoras de becas de estudios, pero el plan no permitía un número mayor de 6. En el mes de marzo del 2001, en la oficina del Vice rectorado de la universidad Juan Misael Saracho se hizo la presentación pública, indicando a su vez la hermenéutica de la selección. De estas propuestas, dos son de problemática urbana y cuatro de rural, tocando temas económicos, culturales de pueblos originarios chaqueños y culturales urbanos de la ciudad de Tarija. Los resultados darán un espectro de rostros que podrán tomar decisiones con identidad territorial y conciencia histórica. Esto permitirá pasar del nivel de metáfora (como relato de viajeros) al conocimiento científico de la realidad. Posiblemente muchas flores perderán su color, pero será como redescubrir el humus de otras.

El 21 de abril se reunieron en la Casa de la Cultura los investigadores seleccionados por un Seminario-Taller de 5 días. Como siempre se favoreció el diálogo entre los estudiosos de larga trayectoria y los jóvenes. El inicio fue la presentación de proyectos a solas entre estos últimos. Lo admirable de las discusiones resultó la dimensión de juventud que enfrentaba lo serio de la investigación y quería poner cimientos a su futuro de cientista.

También en la perspectiva de los jóvenes, el aporte del PIEB es válido en cuanto cubre espacios de desocupación intelectual, tan generalizada en el país. La valentía de los jóvenes investigadores será asimismo la de no mezclar sus problemas con las problemáticas que enfrentan. La búsqueda de la intelectualidad tiene su principio propulsor en la honradez de no confundir lo propio con lo de los demás. La mayoría de las investigaciones pone en sus fuentes documentos del Archivo del Convento Franciscano. Sabemos que las zonas desde Tarija al Chaco fueron caminos de acontecimientos en la construcción de la patria boliviana. El sabor de lo antiguo pinta todavía dramas modernos; el esfuerzo será dar vida a nuevas alternativas.

Dr. Lorenzo Calzavarini
Director Centro Eclesial de Documentación

logo centro eclesial de documentación
Centro Eclesial de Documentación
e-mail: ced@franciscanosdetarija.com
teléfono/fax: 00591-4-6644909
Tarija-Bolivia