sello
logo CED
Centro Eclesial de Documentación
Convento Franciscano de Tarija
sello
Inicio | Centro Eclesial de Documentación | Artículos | Ebooks | Artículos Cántaro
Documento sin título
 

Presentación del libro: Historia, ambiente y sociedad en Tarija
(Editores: Beck Stephan y David Preston)

De aquí a pocos días, los lectores tendrán a su disposición las bellas páginas de este libro: Historia, Ambiente y Sociedad de Tarija. Hemos sido privilegiados conociéndolo en su última etapa de impresión. Sus editores son Stephan Beck del Instituto de Ecología de la Universidad Mayor de San Andrés, La Paz-Bolivia, y David Preston de la Escuela de Geografía de la Universidad de Leeds, Leeds-Reino Unido. Los capítulos reportan más autores, que corresponden a cientistas de otras universidades y países. Cada uno de ellos es conocido en nuestro medio por su larga experiencia de investigación y por haber mantenido una atención especial hacia el departamento de Tarija.

En la página de "Contenido" se anota que la decisión de escribir el libro surgió con las investigaciones sobre geología, fauna y flora que iniciaron en el año de 1992 y terminaron en el año 2000. La dedicación a Tarija se debió al debate sobre el problema de la erosión de los suelos y al esfuerzo de disminuir "el impacto de la degradación del ambiente desde hace 50 años". Partiendo de esa afirmación de los editores, parecería que se tratara de una atención hacia un" enfermo y, por tanto, con resultados retranscritos en forma de sufrimiento. Lanzarse a sus páginas, al contrario, es adentrarse en vicisitudes de suelos, hombres, plantas y animales, en los que están presentes siempre los afanes para llevar una vida digna y conservar lo que nos rodea como existencias complementarias a la nuestra.

Así el lector, hasta el más desposeído de ciencia, puede entretenerse en una historiación de bosques, pajonales, ríos, cerros, valles, abras, llanuras y agricultura. Todas estas realidades tienen vida específica y sus diversidades nos muestran la validez de la actual ideología ecológica que, además de cuidar, enseña la veneración cultual que debemos a la comprensión de la vida del universo: no sólo admiración a las flores sino a la belleza de todo ser que tuvo nacimiento, desarrollo y muerte (para otro nacimiento). No es necesario recordar que estos mismos parámetros provocaron el inicio de la reflexión filosófica griega. También la simbología religiosa ha señalado identificaciones entre la dimensión espiritual y las imágenes de plantas, animales y circunstancias del mundo. Así tenemos una taxonomía universal porque el hombre, poniendo nombre a las cosas, identificó su destino con ellas.

El libro relata historias maravillosas. Los temas están distribuidos en tres grandes partes, que se refieren a la historia, al ambiente y a la sociedad en Tarija. El prólogo de los editores, S. Beck y D. Preston, abre el horizonte de los diferentes aportes, técnicas y campos de investigación. Este último se centra en las cuencas de Alisos, Turcamarca y Barvascuyo. Todo lo que luce como antigüedad es estudiado, dando como resultado el transcurrir de las formaciones geológicas, el sobrevenir de inundaciones y el alternarse de las densidades de la vegetación.

La lectura, nos pone en un viaje hacia el pasado, donde el tiempo que fue, dejó testimonios de vida altiplánica y de valles. Manteniéndonos en los tiempos más alejados, el río de Barvascuyo nos relata una fecha de 37.000 años; la de 15.500 años corresponde al tiempo en que el altiplano era una sucesión continua desde Taxara a Uyuni; la de 15.500 años es fecha de vestigios de la presencia del hombre en nuestro departamento; y la de 5.000 años es inicio de la domesticación de camélidos, que hizo pasar de la civilización de cazadores y recolectores a la de la agricultura. Los grandes bosques y la extensión de vegetación baja empezaron a disminuir hace 4.000 años. Los cambios climáticos determinaron sobre todo las realidades altiplánicas por las precipitaciones lluviosas, que lavaban los terrenos. La persistencia de la fertilidad agrícola se mantuvo en las faldas de los cerros y en las barrancas de los valles.

Las fechas indicadas, están comprobadas como presencia del hombre; por los testimonios arqueológicos (Philip Delcourt). La descripción de las poblaciones de Tarija en el momento colonial muestra riqueza de denominaciones, por lo cual el departamento, más que "frontera" de separaciones, fue punto de encuentro desde el sur y el norte del continente (A. Ma. Presta).

Los capítulos 4 y 5 se centran en el ambiente, conformado por pluviosidad, vegetaciones y usos de las tierras altiplánicas y de los valles. El último capítulo es el resultado de la investigación en equipo. Allí resaltan varios mapas de vida vegetal y de lugares de su superficie.

La tercera parte describe a la sociedad, que debió y debe equilibrar riesgos de un denso poblamiento y de la fuerte presencia de animales. Los dos factores han originado el proceso de migraciones y la dificultad de la lucha contra la erosión. Signos de redención de tierra, y de conservación de vida, se descubren en los esfuerzos actuales de inserción de nuevas tecnologías agrícolas y de políticas en el manejo del territorio con ecosistemas protegidos (Cordillera de Sama). Especies de animales y de plantas vuelven a recobrar vigencia.

El libro tiene el mérito de haber analizado el conjunto de Historia, Ambiente y Sociedad en Tarija en términos científicos, sin descuidar dimensiones pedagógicas para el lector no profesional; y de allí la rica iconografía: fotos, tablas, mapas y resúmenes conclusivos de cada estudio. En diferentes capítulos se relata la comprensión de los campesinos sobre las vicisitudes de la historia de los suelos. La parte bibliográfica expresa los esfuerzos de más de 50 años de preocupaciones sobre el tema de la erosión. Desde el contexto global del libro, puede el lector recabar un índice analítico de lugares, plantas, animales, etapas de evolución y técnicas de conservación, que integra el esfuerzo de los editores, dándose guiones que vislumbran , una enciclopedia de la historia humana y natural de Tarija.

Tarija, octubre 2001

 

Padre Lorenzo Calzavarini
Director del Centro Eclesial de documentación
Convento San Francisco de Tarija

 

logo centro eclesial de documentación
Centro Eclesial de Documentación
e-mail: ced@franciscanosdetarija.com
teléfono/fax: 00591-4-6644909
Tarija-Bolivia