sello
logo CED
Centro Eclesial de Documentación
Convento Franciscano de Tarija
sello
Inicio | Centro Eclesial de Documentación | Artículos | Ebooks | Artículos Cántaro
Documento sin título
 

Nuevos rostros de Tarija: desde el "sentir" al "conocimiento"

Antecedentes

El Programa de Investigación Estratégica en Bolivia (PIEB), con sede en La Paz, desde hace cuatro años está impulsando estudios socio-económicos en nuestro departamento. Se inició con un trabajo de excelentes resultados sobre las emigraciones de la provincia Cercado a la Argentina (Ver: Hinojosa A., Idas y Venidas, Ed. PIEB, La Paz, 2000). El año pasado propuso un prospecto más amplio de situaciones a analizarse, que incluía la parte central y la parte chaqueña. Se presentaron varios proyectos, de los cuales resultaron seleccionados seis: tres en la ciudad y tres entre Villamontes y Yacuiba. El proceso mismo de investigación marcaba una cierta novedad por la conexión entre la organización central del PIEB y las instituciones tarijeñas, reconocidas por su labor de investigación: la Dirección de Investigación Científica y Tecnológica (DICYT) de la Universidad estatal, Centro de Estudio Regionales para el Desarrollo de Tarija (CER-DET) y el Centro Eclesial de Documentación (CED).

Este último, C.E.D. ligado al Convento de San Francisco, en la persona de su responsable, fue invitado a ser guía de las investigaciones sobre  situaciones de la ciudad. Más allá de los méritos personales, tal invitación se debió a su peculiaridad institucional; el CED desde años está dedicado al estudio de los documentos del archivo conventual.  

Los resultados de la investigaciones tarijeñas y chaqueñas han sido presentados al público, en los días 12, 13, 14 y 15 del presente mes. Las que interesaban a la ciudad el día 12, en el hotel Victoria con representaciones del gobierno de los Países Bajos, de la Honorable Alcaldía Municipal y del Director del PIEB. Todos han subrayado la importancia de la investigación versus la capacidad de “tomar decisiones”. Indirectamente se proponía la distinción entre el “sentir” y el “conocer”. El primero no puede ser base de gubernabilidad y por tanto el segundo resulta la única posibilidad para cualquier arranque positivo. Desde allí se destaca la personalidad misma del investigador. El proceso de conocimiento se refiere a encontrar las causas que  determinan ciertos síntomas (no siempre un mismo síntoma encubre las mismas razones). El diálogo ha evidenciado grandes espacios de “sentido común” en las visiones que se tiene sobre nuestras realidades. Evidentemente el “sentido común” de los profesionales es un primer paso para acercarse a realidades sociales y económicas, pero resulta insuficiente: así, mientras los investigadores proponían diagnósticos a situaciones específicas, los otros se movían en globalizaciones teóricas, donde el “sentir” se dispersaba en traslaciones de “datos supuestos”.Metodología y estrategias de investigaciónComo hemos dicho, el día 12 de Marzo de 2002, hemos asistido a la presentación pública de los resultados de las investigaciones sobre la ciudad de Tarija, cuyos responsables son:

1. Carlos Vacaflor, Rhinda Calla Gutiérrez, Ricardo del Carpio Borda y Jesús Molina, Las Estrategias de Trashumancia Ganadera como Articulación Territorial, Tarija, 2002;
2. Lourdes Peña, Marlene Hoyos, Janet Mendieta, Isabel López. La interculturalidad entre Quechuas, Aymaras, Cambas y Chapacos en el nuevo entorno tarijeño, Tarija, 2002;
3. Sergio Lea Plaza, Ximena Vargas, Adriana Paz, Tarija en los imaginarios urbanos: análisis comparativo de la ciudad entre tarijeños y migrantes que habitan la ciudad de Tarija, 2002, Tarija, 2002.

Los responsables de los diferentes grupos han expuesto los respectivos trabajos. Todos han manifestado amplia competencia sobre las realidades sociales, mostrando abundante documentación, capacidad de lenguaje conceptual, seguridad metodológica y de diagnóstico. 

Estos aspectos relatan el trabajo anterior, que ha llegado coherentemente a su punto final. Los equipos han mostrado buena preparación científica, lograda en los estudios universitarios; además capacidad de organización, disciplina y disposición al diálogo interdisciplinario.
El profesor guía ha mantenido con ellos las siguientes etapas de trabajo:

  1. Elaboración del proyecto aprobado en “proyecto relacionado al tiempo, circunstancias y dificultades específicas a enfrentarse”.
  2. Estudio de la bibliografía conocida: latinoamericana, boliviana y de autores tarijeños.
  3. Revisión de las técnicas de información, dando prioridad a la aplicación estadística con entrevistas de profundidad.
  4. Esfuerzos de coordinación entre las tres investigaciones, en cuanto al sistema de análisis de cada una para poder, sucesivamente, establecer espacios de “inferencia teórica” en la totalidad.

Se realizaron los seminarios, que incluían también a los investigadores de la realidades chaqueñas. Las exposiciones y el posterior diálogo entre los mismos investigadores afianzó ulteriormente metodología, técnicas y dimensión teórica. Desde ese momento, las intervenciones del profesor guía fueron de control sobre las diferentes etapas de avance del estudio. Como ejercicio de preparación a la lógica conceptual, se adelantó la trascripción de los primeros capítulos. Los textos finales, presentados al PIEB, reflejan en parte el éxito de cada grupo y del conjunto de los investigadores.Tarija, Ciudad del Sur; entre Modernización y Modernidad en tres aspectosLa interculturalidad... El texto esclarece los profundos cambios que se han dado en la ciudad de Tarija por los últimos procesos migratorios. La secuencia del escrito tipifica las identidades profundas de cada grupo de inmigrantes y su inserción en la ciudad de Tarija. Tales diferencias han causado espacios de conflictos y, al mismo tiempo, dimensión de novedades, que han permitido la modernización del conjunto urbano. Así es que las diferencias se están aglutinando en lo específico de Tarija con aportes positivos en cuanto a la nueva imagen de la ciudad. Factores de integración resultan: el lenguaje, las prácticas cotidianas, la música, el ciclo festivo y la relaciones de solidaridad. Las interconexiones profundas aparecen más complejas en cuanto subsisten relaciones “inter-étnicas” a veces cerradas, provocadas también por la falta de organización urbana eficiente y ausencia de infraestructura social. El corte de la investigación es de psicología social.Tarija en los imaginarios urbanos...

Se trata de encontrar la “imagen” que Tarija tiene de sí misma; y por tanto de la “reflexión” que, a partir de las prácticas sociales, ella se otorga. El item principal se ha volcado sobre la presencia de los inmigrantes como agentes de los cambios. Ha resultado la dicotomía entre los habitantes “tradicionales” de Tarija y los “nuevos”. Lo determinante ha sido que los inmigrantes han ocupado nuevas zonas de la ciudad y de allí la diferente participación en el conjunto ciudadano. La concepción de “periferia” ha sido marcada por la comparación  con el “centro”. Los estamentos sociales, en la lógica de lo comercial, explicitan las diferencias; lo que no quiere decir que la pobreza esté aglutinada en la periferia o en el centro. Por tanto la oposición es de nivel simbólico, como posible revancha de los inmigrantes sobre los “siempre presentes”. Aquí nuevamente se manifiesta la desorganización social y de comunicación de la ciudad, que no logra dar una visión de conjunto de sí misma. La investigación no ha introducido las características económicas de los estamentos sociales, donde habríamos podido detectar el comienzo de una  “clase” emprendedora, sin aspectos de ostentación social, ligada precisamente a los inmigrantes que han ocupado el mercado “campesino” y la infraestructura de la construcción. Las conclusiones resultan algo “breves” respecto al volumen cualitativo de las variables consideradas y de interconexiones entre las mismas. Posiblemente el concepto de “dicotomía” ha polarizado las relaciones entre “inmigrantes” y “chapacos históricos”.Las estrategias de trashumancia... Se analiza la trashumancia como práctica de la economía campesina. Se especifica las dimensiones de esa sociedad en términos familiares y comunitarios. La presencia del ganado es parte de la diversificación en las estrategias de supervivencia. Su traslado de una región a otra ha contribuido a la conformación del territorio, a la racionalización del mismo según las características de productividad  del suelo. A esta tesis principal se han coordinado otras instancias, ligadas a la trashumancia: aspectos técnicos, ecológicos y de organización de sociedades.

El texto presentado al PIEB ha sido ilustrado con diagramaciones y cuadros, que facilitan la comprensión del escrito y que, además, muestran la correlación entre las diferentes variables. La bibliografía resulta completa (con documentos del Archivo de San Francisco de Tarija). Los autores han llegado a la conclusión de la utilidad de la práctica de la trashumancia, clarificando los muchos aportes positivos, y la necesidad de defenderla frente a los embates del proceso de urbanización expansivo actual.ConclusionesLas tres investigaciones mantienen un nivel de lógica colectiva de la formación-conformación de la ciudad de Tarija. En su conjunto, dan una imagen de lo que fue y es el moverse de una realidad del Sur de Bolivia; desde una estructura de economía rural-agrícola se pasa a una concepción demasiado técnica y de urbanización expansiva. El sustento de tal proyecto vuelve a la nomenclatura de los items económicos tradicionales de Bolivia, en cuanto sostenidos siempre por la lógica de los bienes del subsuelo. Las tres investigaciones relatan precisamente esta dificultad, manifestando una  dimensión muy difícil en las realidades del cada día. El remarcar la problemática, que venimos a anotar, sería espacio de otras investigaciones. En el momento se esclarece: una dimensión de conflicto, la presencia del “prejuicio” como relación con el “otro” y rasgos de competitividad. Tales aspectos no son negativos; más bien son indicadores de una dinámica acelerada, que no logra marcar etapas.  

Tarija, 15 de marzo de 2002.

Lorenzo Calzavarini
Responsable del C.E.D.

logo centro eclesial de documentación
Centro Eclesial de Documentación
e-mail: ced@franciscanosdetarija.com
teléfono/fax: 00591-4-6644909
Tarija-Bolivia